domingo, 10 de marzo de 2013

Un tema recurrente: no tengo dinero

 

              La Psicología Espiritual y su visión acerca del dinero

El tema de la falta de dinero, y las carencias, es un tema muy recurrente en la consulta.
Desde la escucha de ese otro lado sutil, que es el que propone la Psicología Espiritual, necesitamos replantearnos nuestro vínculo con el dinero, bajo otro eje.
Si cambio el encuadre, cambia el problema y la solución.
Entonces, en lugar de pensar al dinero como un objeto de intercambio(que sin dudas también lo es) , comienzo a enunciar que el dinero es una energía.

El dinero es una energía


Entonces también tiene sus leyes, su modo de funcionar, sus reglas, y en función de las mismas me puedo vincular bien o mal, mejor o peor. Entonces tengo que conocer sus leyes para poder acercarme y   atraerlo, y no seguir lamentándome acerca de mis limitaciones producto de mi falta de dinero.
En verdad, desde la psicología espiritual, lo que escucho es algo que viene de otro lado.

                       De donde viene lo que ahuyenta el dinero?

De mis propios miedos. El miedo-recordemos- es una energía baja, de la mente, del ego, que vibra en una frecuencia lenta, confusa, desorientada, y entonces difícilmente pueda atraer la energía veloz, liviana, alegre, confiada, como lo es la del dinero. Cuando digo dinero, también estoy hablando de algo mucho mas abarcativo, la abundancia. Abundancia de todo aquello que deseamos para nuestras vidas.

Aprender a sintonizar en esa frecuencia.


Si estoy con miedo de no tener....trabajo, dinero, recursos, posibilidades , entonces estoy en la vía de hacer todo lo contrario para conseguir lo que deseo.
Por eso es un trabajo muy audaz, porque implica desafiar mis propios modelos mentales y modo interno de funcionar históricamente.
Para retirar mi paraguas mental de carencia, tengo que cambiar de la frecuencia del miedo a la del amor.

Qué  atrae la abundancia y el dinero?


Para entrar en la frecuencia de recibir, presto atención a las reglas básicas( que necesito ir adquiriendo en el trabajo interno y espiritual, cuántico, no mental)  desde la mirada de la Psicología Espiritual, a tener en cuenta:
Vibrar en armonía, retirando el miedo, ansiedad y desconfianza.
Vibrar con gratitud hacia todo y todos, aún frente a la aparente carencia y dificultades.
Agradecer lo que tengo y que lo que deseo ya lo he conseguido ( visualizo el resultado)
Agradecer por el trabajo, como un regalo Divino, cualquiera sea éste.
Estoy en la frecuencia de la alegría y entrego siempre un plus por lo que hago.
Me encomiendo a la Voluntad Superior y confío en que lo que me llega es lo mejor para mi evolución.
Desapego del resultado y me conecto con el placer de mi tarea.
Busco el beneficio para los otros ( no pongo el centro en mi propio beneficio o lucro)
Trabajo ardientemente el desapego- El apego es de la mente, me encadena. Cuando suelto me alineo a la energía del espíritu.

Concluyendo...

Mientras- por supuesto - me esfuerzo en hacer mi parte material de la mejor manera posible, la psicología espiritual nos  orienta para que volvamos a la senda espiritual, territorio en el cual la energía preponderante es la de la alegría, el bienestar, el amor, la abundancia, la plenitud. Allí tenemos todo lo que necesitamos y más. Aprendo a cruzar convenientemente los dos aspectos: la materia y el espíritu y dejo que éste comande la tarea.

No será ya tiempo de retornar al Hogar?

Muchas gracias! Que tu despertar espiritual te colme de abundancia y prosperidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario