viernes, 15 de marzo de 2013

Limitando lo que puedo, se abren puertas...


La Psicología Espiritual : reflexiones acerca de los límites


Hoy quiero compartir con ustedes algunas ideas acerca de la puesta de límites y sus beneficios, pensados desde el marco de la Psicología Espiritual, y entonces referidos necesariamente a la mirada que los entiende en términos de movimientos de energía y sus efectos.
El tema de la puesta de límites es en general difícil para los seres humanos, pues hay muchos temores inconscientes asociados a ellos.
Por ejemplo: miedo a perder el afecto de los otros, miedo a perder un lugar, miedo a conectarme con mi verdadera naturaleza,  etc.
Cuando reconozco que tengo límites, es cuando comienzo a ponerlos afuera.

Omnipotencia infantil

Hay un tiempo en el psiquismo humano en el cual se siente que todo se puede hacer y conseguir, ligada a esa célula primaria con la madre. Ese estado deberá ir perdiendo fuerza y dejar paso a nuevos estadios de evolución hacia la adultez.
Un adulto equilibrado,  reconoce sus límites, lo que puede y lo que no puede y  en función de ellos se mueve en su interacción con el mundo y sus relaciones.
Qué pasa cuando algo detiene ese proceso? Allí es cuando desde esa fantasía inconsciente de "todo lo puedo", voy careciendo de límites internos y por ende, externos. Son personas que dicen a todo que sí, aunque internamente estén enojadas o insatisfechas haciendo lo que aceptaron. Temen no ser aceptados y amados y aceptan sin límites todo. Eso no será sin consecuencias...

El límite interno no aceptado, retorna desde afuera.

Desde la Psicología Espiritual, podríamos decir que la energía de corte que no establezco en mi interior (trabajo con mi omnipotencia), vendrá bajo la forma de un corte, un límite - a veces muy intenso- desde afuera. La realidad ahora me dice "no", esto ahora no es posible, esto ahora no es para vos, esto ahora no se te permite etc. Allí entonces, habrá sufrimiento, impotencia, generando una baja de mi autoestima y así un circuito negativo que se retroalimenta.
En general se cae en actitudes de victimismo:  por qué a mí? Y eso es debido a la falta de reflexión acerca de este mecanismo. Todo tiene que ver siempre conmigo y mis actitudes.
Por eso es tan importante trabajar en un proceso personal de desarrollo y crecimiento, por la vía de una terapia que integre mis aspectos no admitidos, lo que no puedo darme cuenta, lo que aún no he trabajado etc. Si cambio, paso al siguiente nivel. Si no, me estanco. Qué elijo?

La Psicología Espiritual me enseña entonces que esa energía que trabajo adentro, aceptando humildemente mis límites y desde allí lo que puedo desarrollar armónicamente, se me presentará desde afuera como oportunidades nuevas, aperturas, nuevas puertas que se abren, nuevas personas que llegan a mi vida etc. Cambio, crecimiento, transmutación.

Buscando soluciones

Lo voy a resumirlas en un circuito: Reconocer lo que no funciona bien en mi vida- Tomar la decisión de querer cambiar, y acercarme a lo auténtico de mi ser- Buscar alternativas sintonizadas con esta nueva etapa de luz y energía - Trabajar el significado profundo de la relación entre el límite externo y mi ser mas profundo, temores, omnipotencia negada, expectativas de mi entorno,falta de madurez y temor a la crítica y juzgamiento.
Puedo no aceptar que eso es parte de mi, y que lo tengo que modificar. Entonces seguiré confrontado a cortes y límites en mi realidad que me provoquen sufrimiento y frustraciones. 

Es necesario que cuide el equilibrio entre mi ser espiritual y mi ser material. Soy espíritu encarnado. El alma todo lo puede,  pero la materia es limitada y aprender esa diferencia es camino a la salud y prosperidad.


La decisión siempre está de mi lado. Vale la pena desafiarse al cambio. Al fin y al cabo, esta vida se nos ha concedido para hacer todos los ajustes necesarios para poder pasar a la siguiente etapa de evolución.No desaprovechemos la oportunidad!


No hay comentarios:

Publicar un comentario