domingo, 10 de marzo de 2013

La Psicología Espiritual y las relaciones

Volviendo a pensar nuestros vínculos


Cuando nos encontramos con dificultades en nuestras relaciones afectivas, sea de pareja, con amigos, familiares, inmediatamente surgen tantas preguntas acerca de lo que nos está pasando, o-en la mayoría de los casos- acerca del comportamiento de la otra persona.

Lo mas probable es que proyectemos nuestra responsabilidad y culpemos al que tenemos enfrente, y así nos enojamos y frustramos, recreando un círculo vicioso sin salida aparente.
Ahora bien, desde la mirada de la Psicología Espiritual, vamos a encontrar un nuevo encuadre, que dice así: El otro que tenemos enfrente del espejo, es un maestro que vino a reflejarnos algo propio- pero muy escondido, en la mayoría de los casos-, para que aprendamos a cambiarlo y así limpiemos una capa más de inautenticidad.  Despojarnos de la máscara es la tarea.

Nunca es el otro, siempre soy yo

Qué difícil suena, pero cuan real.
No hacemos cualquier vínculo de pareja, no tenemos por casualidad nuestros amigos; ni siquiera nuestra familia es por que nos tocó en la ruleta de la vida... Todo obedece a una causalidad.
Si lo analizamos desde la ley del cielo, la de causa y efecto, veremos que es exactamente  lo justo que necesitamos para evolucionar...

Parece muy difícil, y de hecho muchas veces lo es, pero es la manera en que se nos permite transmutar. Son grandes oportunidades de avanzar y dar un nuevo salto cuántico. Ademas no nos olvidemos que como almas lo hemos elegido antes de nacer. 

El otro- cualquiera sea el vínculo-, es mi gran maestro, y  muy por el contrario, en lugar de enojarme, o mas bien- luego que se pasa mi enojo- debería agradecerle por la enseñanza que ambos pudimos realizar.

Ejemplos...


Es muy común es esta época, la consulta por violencia de género. La mayoría son mujeres que padecen terribles situaciones de maltrato físico o psíquico.
En primer lugar, din dudas, que hay que proceder a realizar todo lo necesario- desde el punto de vista legal, familiar, de reinserción, etc.- para proteger a esa mujer víctima de violencia.
Ahora bien, vamos a dar un pasito mas en esta reflexión y entramos en el encuadre de la psicología espiritual.

Desde esa mirada, afirmamos que la violencia que se vive afuera, es producto de energías internas, de la misma vibración, que no han sido ni trabajadas ni reconocidas como propias por esa mujer.
Aparentemente, hay una víctima y un victimario, pero desde el enfoque profundo de la psicología espiritual, esos lugares son totalmente falsos, ya que desconocen la implicación espiritual y kármica de los actores en juego.

Cual es la solución?


Desde el enfoque espiritual, la psicología plantea un trabajo profundo primero con la parte afectiva, reorganizando la psiquis y emociones de esa mujer que se encuentra padeciendo y especialmente no entendiendo el por qué.
Y luego viene el paso más importante, que es el reconocimiento de su responsabilidad , pues la energía que reencuentra afuera es solo la propia vuelta hacia ella desde el exterior y no reconocida.
Entonces, el hombre es excluído del hogar- en el mejor y mas feliz de los casos- y la mujer protegida junto a los hijos.

Todo parece haber terminado felizmente, hasta que como consecuencia de un ciclo inconcluso de aprendizaje, esa mujer vuelve a formar pareja y .... otra vez sopa!
Ahora el vínculo es igual o peor, y la frustración y el dolor es mas grande...

Se ve claramente el circuito?
Por eso es que en el trabajo de la psicología espiritual, la propuesta es tan distinta, planteando momentos de reconstrucción del caos y luego reconocimiento de la responsabilidad. El otro como maestro y espejo, que viene a enseñarme algo para que lo cambie. Duro para el ego, pero plena salud para el espíritu y la evolución del alma.

Propuestas


Desde la psicología espiritual no hay mas que el camino de hacerse responsable- no culpable- plenamente de todo cuanto acontece en mi vida. Puedo seguir echando culpas, solo estaré perdiendo tiempo y desperdiciando la preciosa vida que se nos ha regalado.
Lo que parece muy árido de trabajar internamente, no lo es tanto cuando se aplican técnicas cuánticas, moviendo energías que facilitan sin tanto sufrimiento la elaboración de aquello que tiene que ser transmutado. Las técnicas de liberación emocional son maravillosas y efectivas herramientas que faclitan el proceso terapéutico.

Aquí estoy para lo que necesites. Es una etapa donde todos tenemos la opción de trabajar mucho en nuestro interior para alinearnos a las nuevas energías. De lo contrario, el camino seguirá siendo el sufrimiento.

Muchas gracias, hasta la próxima!

No hay comentarios:

Publicar un comentario