lunes, 28 de octubre de 2013

Salud tridimensional

 Las enfermedades y la falta de perdón.

Veamos desde la mirada de la Psicología Espiritual, que es lo que sucede cuando estamos intoxicados de rencor...

Cuando un ser humano no perdona, guarda en su corazón una energía muy tóxica, un potente veneno que sin lugar a dudas lo va a enfermar, tarde o temprano, lamentablemente.
La falta de perdón está muy ligada al enojo, la ira, la furia, el rencor y esa energía es la que se va a materializar en diversas enfermedades.
Cuando el rencor es muy fuerte, es muy frecuente el cáncer. En el medio , aparecen desde pequeñas disfunciones relacionadas con la tristeza, el desgano, la falta de motivación para vivir, trabajar, buscar lo nuevo cada día, como así también, desórdenes en la esfera de la piel (psoriasis por ejemplo, irritaciones varias etc.), trastornos gastrointestinales, diabetes, ataques al hígado, vesícula, enfermedades autoinmunes, fibromialgias, hasta las enfermedades cardíacas ( pre infartos, infartos).

El concepto básico es el siguiente: pienso negativo, vibro negativo, acumulo veneno energético y en algún momento este se materializa en enfermedades, pasando de mis cuerpos energéticos a mi cuerpo físico y mente.

Entonces, que estoy esperando para comenzar mi trabajo con el perdón?
Dilatar es solo demorar el sufrimiento.
         




Salir de la alienación de la mente

Esta es una época de despertar de conciencias,  para no demorar más el reconocer la verdad de lo espiritual. No me canso de repetir y orientar a las personas que llegan a mí, que tenemos que volver a recordar que somos almas encarnadas, que la realidad es una ficción, que la Verdad se encuentra en nuestro espíritu, donde se aloja la belleza, alegría, el amor, la felicidad. 
Cuando vivimos inmersos en el espejismo del cuerpo físico y de la mente, es cuando nos perdemos en las tinieblas y los laberintos inmensos que esa mente nos propone. 
No olvidemos que la mente fabrica todo el tiempo información negativa, con la que termino identificándome   (origen de muchos síntomas como fobias, ataques de pánico, psicosomáticas etc.).  La mente fabrica miedos y luego vivimos inmersos en una oscuridad que engendra todo tipo de males (las enfermedades mentales y físicas son resultado de información tóxica que se graba en la memoria celular). Nos llenamos de rencor, nos intoxicamos, vibramos bajo, sintonizando así con las energías del bajo astral.
No somos una mente. Tenemos una y necesitamos volver a colocar cada cosa en su lugar. El espíritu es principal, la mente  lo obedece , y el cuerpo , simplemente ,depende.


Me libero de las toxinas del rencor

Para sanar es necesario en principio pasar por la experiencia de revivir algún recuerdo, pero eso no tiene que ser penoso de ninguna manera.
Hoy manejamos muchas técnicas de liberación emocional, técnicas cuánticas, energéticas, con las que rápidamente podemos atravesar ese proceso. No se trata de revivir- como hace décadas-  de manera penosa,  el trauma, abordado solo desde lo verbal. Eso es agregar sufrimiento al dolor.

Pienso que cada persona desde su libre albedrío, deberá preguntarse muy seriamente si en verdad quiere sanar, y en función de ello comprometerse a iniciar el proceso. Nadie es responsable de lo que nos pasa. Solo nosotros mismos. No vale proyectar afuera la propia responsabilidad.


 Si logro captar esa verdad, entonces comenzaré, con compromiso, coraje y decisión, mi proceso de curación. De lo contrario seguiré culpando a personas y situaciones y detendré mi evolución.

Ojalá que muy pronto puedas tomar la decisión de cambiar, aligerar tu peso, limpiar la mochila  que cargas y transformarte en un ser luminoso y  alegre , confiando en que las planificaciones que la vida  te traiga, estarán en consonancia con esta nueva vibración. 
Deseo que del Cielo caiga una lluvia de bendiciones para tu vida!!!
Gracias por estar siempre allí, del otro lado, compartiendo este camino de aprendizaje y de Luz!



jueves, 17 de octubre de 2013

Me libero, perdono.

Limpio mi energía: el trabajo con el perdón




Consideremos nuevamente - desde el enfoque profundo de la psicología espiritual-  que la realidad es una ilusión,  y que a cada vida, venimos a efectuar una tarea específica.
Eso incluye especialmente, el saldar cuentas pendientes, corregir errores, modificar actitudes, pacificar relaciones.
Y para ello necesito perdonar. Muchas cosas, personas, situaciones y a nosotros mismos.

En cada encarnación, vengo a corregir errores pasados, y aprender que cada persona que se cruza en mi camino es un espejo que me muestra lo que profundamente se encuentra escondido en mí y necesito corregir; cada persona que se cruza en mi vida, es porque hay una deuda energética kármica pendiente, y entonces el Universo la pone frente a mí, como una preciosa oportunidad de compensar y solucionar lo que tenía como deuda.
Cuando lo logro, quedo mas limpio y liviano para seguir por mi sendero de evolución.
Por eso, necesito intensamente realizar el trabajo de perdonar muchas situaciones, personas y también a mi mismo.

Es muy importante saber que nuestra alma elije los padres, pareja/s hijos, etc. que necesitamos desde la energía para hacer ese trabajo de compensación, corrección, liberación y evolución. 

Solo que como es un proceso del que no tenemos noticias en la conciencia, luego vivimos quejándonos de los padres que nos tocaron, las parejas, el país, los hijos etc. sin advertir el proceso anterior.

En definitiva fue mi propio espíritu quien eligió las personas y experiencias por las que pasé o tengo que pasar, justamente para aprender, transmutar y elevarme. Compenso la deuda y avanzo.
Si me quejo, lamento, victimizo, es que aún no capté ese mecanismo. Y aún estoy en un nivel de conciencia en el que no puedo entender profundamente ese mecanismo y hacerme cargo, hacerme responsable.

Cuando me hago responsable, es más fácil y rápido perdonar. 




  Es posible perdonar verdaderamente?  


Es posible en la medida que encaremos un trabajo que no solo contemple la mente, sino el estrato más profundo, el espíritu, que es el que verdaderamente comanda toda nuestra vida.

Si solo trabajo en el estrato mental y emocional, el trabajo de perdonar se hace lento, tortuoso y la mayoría de las veces fracasa, porque solo estamos viendo la punta del iceberg.

No captamos nuestra responsabilidad en el proceso, y lo más probable es que desde el lugar del perjudicado, de víctima, pase mucho tiempo justificándome, y argumentando (desde la mente) las razones por las cuales el otro es un verdadero malvado y yo una pobre víctima de los sucesos. 
Pierdo tiempo, dinero, años en tratamientos y especialmente desperdicio mi preciosa vida.

De lo contrario, si me abro para aprehender mi experiencia como ser espiritual, lograré perdonar, perdonarme y reconocerme en la experiencia de espíritu encarnado en este cuerpo físico, viviendo, aprendiendo, corrigiéndome y aceptando que el otro que me rodea también está en el mismo proceso. Somos parte de un Todo.

Cada uno se encuentra viviendo el mismo proceso en su nivel espiritual. Finalmente todos tendremos que despertar algún día. Cuanto antes lo hagamos, mayores los beneficios.

El tiempo es hoy, ahora.
Ya no hay tanto tiempo. Tenemos que captar y transmutar. Enfocarnos en lo esencial y sumarnos a la tarea.

Vivimos una etapa de emergencia planetaria. Necesitamos tomar con seriedad la preparación de nuestro espíritu.
Cuanto mas liviano y en Luz se encuentre, será mas fácil pasar a la siguiente etapa de evolución y ayudar a otros a hacer lo propio.

No nos demoremos, lo importante no espera.

Muchas gracias! Que el Círculo de Luz se siga expandiendo cada vez más! 



viernes, 22 de marzo de 2013

Acumulo por si acaso...

La Psicología Espiritual y el miedo a la carencia. 


Por qué los seres humanos vivimos siempre con miedo a que nos falte el dinero y por ende, todo lo que necesitamos para vivir?
En principio, la mayoría de las personas considera el dinero solo desde el punto de vista material, tangible, y omite la consideración de lo que la materia conlleva, que es la energía.
Entonces,el dinero es básicamente una energía(que vemos materializada en billetes)y que es atraída dependiendo de como estemos vibrando.Si, de cómo nos comportemos respecto de esa energía, será el resultado.


Solo creo en lo que veo

Ahora bien, partiendo de la pregunta que nos hacíamos al principio,- y bajo la mirada de la Psicología Espiritual-, podemos comenzar a esbozar una respuesta: el miedo a no tener, proviene de la falta de información y de un estado de conciencia ,que desconoce la existencia del mundo cuántico, energético, invisible pero realmente existente y generador de causas y consecuencias.
Si solo creo en lo que veo,- en este caso los billetes-( y este mundo material), entonces correré detrás de ellos y seré su esclavo. Pues, cuanto más corra, menos lo alcanzaré. Por qué? Porque esa energía escapa de quien tiene miedo a la carencia, que es básicamente falta de fe en el suministro ininterrumpido del Universo  para todos los seres.
La energía del Cielo, funciona mas o menos así: si el mensaje que emito es "tengo miedo de que no me llegue", entonces el universo responderá a mi pedido. Nada me enviará. Es la profecía auto cumplida.  Se ve claramente como soy gestor de mi propia carencia?
También escapa de quienes vibran en un nivel de conciencia donde buscan su propio beneficio. Es muy común ver que el dinero así obtenido, tarde o temprano ( incluso de generación en generación), se pierde. Al revés, quien busca dar un plus por lo que hace/ vende, y se enfoca en el bien de muchos, de manera altruísta, conseguirá que la prosperidad y la abundancia toquen a su puerta. En esta época de inicio de Ciclo, nueva Era de Luz, veremos cumplirse indefectiblemente esto último.


                                                 Un pasito mas...

¿Qué nos explica la Psicología Espiritual acerca del miedo?
Que es básicamente una creación mental, que -dependiendo de cada ser humano- tiene que ver con factores de identificación dentro de su constelación familiar, mandatos, sistema de premios y castigos que se van arrastrando desde generaciones de ancestros, estado de conciencia individual, nivel de evolución espiritual, karma, entre otros.
Tengo miedo a no tener...Y por ende a no conseguir mis objetivos en este mundo material. Solo me enfoco en un nivel. Desconociendo todo el resto, me voy cavando mi propia fosa...
Luego me digo: por que tengo tanta mala suerte? o por qué nada me sale bien? o por qué si trabajo y mucho no logro tener dinero?

Cambio de paradigma: hago que el  dinero trabaje para mí y no al revés.

Si estoy atento al aprendizaje que esta época me acerca desde la mirada de la Psicología Espiritual, que básicamente integra a la emoción, lo energético, lo cuántico (que existe en toda y cada cosa que vive en la Creación), entonces avanzo un paso más y comienzo a trabajar sobre mi propia mente: exploro lo que pienso, cómo lo pienso, cuales son mis limitaciones, limpio mandatos familiares y hasta ancestrales, y trabajo sobre la limpieza de mis emociones tóxicas, básicamente aumentando mi nivel de confianza y de FE . Crezco en la certeza de que todo lo que necesite, me será concedido, porque estaré vibrando energéticamente en el nivel donde se que existe la abundancia y también es para mí. Trasciendo el nivel donde abunda la carencia, la ignorancia en las Leyes del universo y del espíritu y comienzo a experimentar como la energía del dinero y de la materia se acerca a mí....
No es magia, es trabajo, sostenido, conciente, disciplinado y confiado en la conexión con el plano Divino que siempre vela para que los seres humanos podamos volver a ser felices.

No te olvides: es una época de Luz, donde veremos transformaciones que nunca antes hubiéramos imaginado....Solo hay que seguir creciendo en nuestro nivel de conciencia y de Fe.El resto, será para el disfrute...

viernes, 15 de marzo de 2013

Limitando lo que puedo, se abren puertas...


La Psicología Espiritual : reflexiones acerca de los límites


Hoy quiero compartir con ustedes algunas ideas acerca de la puesta de límites y sus beneficios, pensados desde el marco de la Psicología Espiritual, y entonces referidos necesariamente a la mirada que los entiende en términos de movimientos de energía y sus efectos.
El tema de la puesta de límites es en general difícil para los seres humanos, pues hay muchos temores inconscientes asociados a ellos.
Por ejemplo: miedo a perder el afecto de los otros, miedo a perder un lugar, miedo a conectarme con mi verdadera naturaleza,  etc.
Cuando reconozco que tengo límites, es cuando comienzo a ponerlos afuera.

Omnipotencia infantil

Hay un tiempo en el psiquismo humano en el cual se siente que todo se puede hacer y conseguir, ligada a esa célula primaria con la madre. Ese estado deberá ir perdiendo fuerza y dejar paso a nuevos estadios de evolución hacia la adultez.
Un adulto equilibrado,  reconoce sus límites, lo que puede y lo que no puede y  en función de ellos se mueve en su interacción con el mundo y sus relaciones.
Qué pasa cuando algo detiene ese proceso? Allí es cuando desde esa fantasía inconsciente de "todo lo puedo", voy careciendo de límites internos y por ende, externos. Son personas que dicen a todo que sí, aunque internamente estén enojadas o insatisfechas haciendo lo que aceptaron. Temen no ser aceptados y amados y aceptan sin límites todo. Eso no será sin consecuencias...

El límite interno no aceptado, retorna desde afuera.

Desde la Psicología Espiritual, podríamos decir que la energía de corte que no establezco en mi interior (trabajo con mi omnipotencia), vendrá bajo la forma de un corte, un límite - a veces muy intenso- desde afuera. La realidad ahora me dice "no", esto ahora no es posible, esto ahora no es para vos, esto ahora no se te permite etc. Allí entonces, habrá sufrimiento, impotencia, generando una baja de mi autoestima y así un circuito negativo que se retroalimenta.
En general se cae en actitudes de victimismo:  por qué a mí? Y eso es debido a la falta de reflexión acerca de este mecanismo. Todo tiene que ver siempre conmigo y mis actitudes.
Por eso es tan importante trabajar en un proceso personal de desarrollo y crecimiento, por la vía de una terapia que integre mis aspectos no admitidos, lo que no puedo darme cuenta, lo que aún no he trabajado etc. Si cambio, paso al siguiente nivel. Si no, me estanco. Qué elijo?

La Psicología Espiritual me enseña entonces que esa energía que trabajo adentro, aceptando humildemente mis límites y desde allí lo que puedo desarrollar armónicamente, se me presentará desde afuera como oportunidades nuevas, aperturas, nuevas puertas que se abren, nuevas personas que llegan a mi vida etc. Cambio, crecimiento, transmutación.

Buscando soluciones

Lo voy a resumirlas en un circuito: Reconocer lo que no funciona bien en mi vida- Tomar la decisión de querer cambiar, y acercarme a lo auténtico de mi ser- Buscar alternativas sintonizadas con esta nueva etapa de luz y energía - Trabajar el significado profundo de la relación entre el límite externo y mi ser mas profundo, temores, omnipotencia negada, expectativas de mi entorno,falta de madurez y temor a la crítica y juzgamiento.
Puedo no aceptar que eso es parte de mi, y que lo tengo que modificar. Entonces seguiré confrontado a cortes y límites en mi realidad que me provoquen sufrimiento y frustraciones. 

Es necesario que cuide el equilibrio entre mi ser espiritual y mi ser material. Soy espíritu encarnado. El alma todo lo puede,  pero la materia es limitada y aprender esa diferencia es camino a la salud y prosperidad.


La decisión siempre está de mi lado. Vale la pena desafiarse al cambio. Al fin y al cabo, esta vida se nos ha concedido para hacer todos los ajustes necesarios para poder pasar a la siguiente etapa de evolución.No desaprovechemos la oportunidad!


martes, 12 de marzo de 2013

Cuando existe el orden, puede circular el amor

La Psicología Espiritual : pensando el orden correcto


No escapa a nadie que en estos finales de ciclo, vivimos como dice el tango, inmersos en un "cambalache",  todos juntos y en el mismo lodo...  Patética realidad, pero nunca mas cierta.

Desde mi lugar de profesional de la salud mental, trabajando desde lo holístico y repensando incansablemente todos los conceptos desde el punto de vista de la Psicología Espiritual, deseo aportar con estas reflexiones, pautas de trabajo muy prácticas para que a partir del restablecimiento del orden, pueda circular la armonía,  y el amor vuelva a hacer su entrada triunfal.

Los lugares están subvertidos


Cuando el orden natural está cambiado, entonces tenemos conflicto en puerta. Por qué? Porque cada cosa ocupa un lugar y por una razón Superior, mas allá de nuestra propia razón limitada.
Por ejemplo, si miramos como funciona un sistema amplio como es el Universo, vemos que observa estrictas reglas de orden, distancia, funciones, misiones, ritmo, frecuencia, velocidad etc. A ningún elemento se le ocurre ni adelantarse ni atrasarse en cualquier aspecto de su tarea.
Por qué a los seres humanos se nos ocurre todo el tiempo dejar de ocupar el lugar que nos ha tocado?
El lugar que me corresponde en cada encarnación, es el estricto y absolutamente necesario para aprender, transmutar y evolucionar.
Si deseo avanzar, entonces respeto el orden. Lamentablemente vivimos retrasando esa evolución, por subvertir el orden que nos ha tocado.
No captamos - en el contexto mas amplio de la visión espiritual- que lo que vine a hacer y los lugares que vine a ocupar fueron elegidos para trascender mis limitaciones y crecer.

Rebeldía adolescente?

Les propongo hacer un paralelo. La mente que cambia el orden natural de las personas y lugares, es como un adolescente que se rebela frente a lo establecido. El orden Supremo o universal, ha diseñado
un orden perfecto para que todo funcione muy bien. La mente se rebela y cambia, aquello que la esfera del Espíritu ha colocado en una forma muy precisa y exacta. Esa Inteligencia Superior sabe muy bien como y por qué hace las cosas.
Pero la mente- como buen adolescente- menosprecia y rebaja el mandato de su superior y cambia caóticamente el sistema establecido. Resultado: caos, confusión, desánimo, carencia, sufrimiento, violencia, competencia, soberbia,enfermedad.

Lo que pasa hoy en la familia y a nivel espiritual.


Ese orden subvertido, es el que posteriormente se va a reflejar inevitablemente en una escala social y luego en el núcleo de la célula familiar.
Resultado, hijos que ocupan el lugar de los padres, padres con miedo a sus hijos. Los mayores están en el lugar de los menores. Los menores comandan, los mayores tienen miedo y obedecen. Qué desorden alienante! Puede circular en el caos el amor? Imposible El desorden genera mas desorden, desarmonía y así los lazos de amor y respeto se van deteriorando hasta desaparecer.
En el campo espiritual, acontece también que el orden natural está cambiado. El espíritu está dejado de lado, tomando supremacía  la mente y el aspecto material. Resultado: caos y todo tipo de infelicidad.

Volver al Centro


Mi tarea diaria en el consultorio es ayudar a las personas a repensar con los conceptos de la Psicología Espiritual, la vuelta al orden correcto, esto es, que el Espíritu vuelva a ser colocado en su lugar de Centro, la mente y el cuerpo subordinados. De esta forma, venerar a Dios y a nuestros antepasados, y luego colocarnos en nuestro lugar de descendientes.
Volver a amar y respetar a nuestros padres y devolverles su autoridad de mayores respecto de nosotros como hijos. Si nosotros respetamos esos lugares, nuestros hijos respetarán el nuestro. Todo cae en cascada, muy naturalmente.
El orden correcto, posibilita que el amor pueda circular. Donde reina el amor, todo puede florecer, prosperar y fructificar. El miedo no tiene lugar. No es eso lo que perseguimos?
Porque el amor brota del alma, y el miedo solo es un artificio creado por la mente.

Qué tal si intentamos restablecer el orden que perdimos y volver a la paz del Hogar?


Estoy alineado o alienado?

Evaluando mi estado actual  con los ojos de la Psicología Espiritual


Partimos siempre de un objetivo básico: el deseo de mejorar nuestra calidad de vida y poder así disfrutarla, no padecerla.
Actualmente , el sufrimiento de la humanidad se va incrementando, a pesar de los aparentes avances en todas las áreas del conocimiento.
Qué es lo que está fallando? Cuál es la razón de ese sinsentido?
Desde la mirada de la Psicología Espiritual, podemos comenzar a dar alguna respuesta considerando que los seres humanos , se han esforzado tanto en progresar materialmente, que han quedados alienados en el terreno de su propia mente, prisioneros dentro de su propia cárcel mental. Tienen la llave para salir, pero no logran darse cuenta y cada vez el encierro es mayor.
Por eso, cuanta mas cabeza, mas sufrimiento, porque frente a una situación dolorosa o traumática por ejemplo, con la mente le vamos agregando sufrimiento, por llenarnos de pensamientos tóxicos, que generan en un círculo vicioso, emociones y sentimientos negativos, que van engrosando aún mas el padecer. Miedo, ira,culpa,frustración,juzgamiento, crítica, soledad, aislamiento. Todo eso va gestando enfermedades y  adicciones de todo tipo. 
Eso es alienación pura y llana. Si pudiera mirarme desde afuera, vería una persona con una visión fragmentada, y actuando en consecuencia. Así planteadas las cosas, no hay remedio ni salida posible.

La conexión con el Ser


Básicamente, la tarea de esta etapa del plan evolutivo, consiste en salir de esa identificación alienante con nuestro ego, nuestra mente y al detener ese frenético movimiento, volver a escuchar el silencio de nuestro Ser, la esencia del Alma. Muchos son, los que están buscando hacer ese trabajo. Tenemos que ayudarlos.
La pregunta que nos hacemos es Cómo lograrlo?


Estrategias y herramientas

En mi trabajo profesional, utilizo técnicas actuales y renovadas, de esta nueva era espiritualista, que la Psicología Espiritual contempla como métodos cuánticos, donde el fluir de la energía , encaminada y con objetivos, va generando resultados muy favorables.
- Visualizaciones creativas: es un espacio de creación puro, donde se desactivan las imágenes traumáticas y se construyen las que generan salud y armonía. Recordemos que  para el inconsciente , la información que recibe, es real, y desde allí va a operar sus efectos.
- Técnicas de liberación emocional ( EFT): promueve que aquello que estaba estancado en los canales de energía del cuerpo, se libere y vuelva a fluir. Lo que circula libremente es sanador y posibilita la expansión en cualquier área de la vida.
-Limpieza y reprogramación de la memoria celular: mediante este trabajo, primero se detecta el origen de la situación  traumática, y luego se borra o repara en los bancos de memoria celular, grabando una nueva información que actúa como un imán positivo para el individuo.
-Hipnosis y regresiones: trabajo siempre conciente y guiado para llegar a capas mas profundas y resolver desde allí lo que sea necesario.

Camino a la integración

El trabajo paulatino, sostenido y amoroso dentro del marco de la Psicología Espiritual, va logrando que cada persona se de cuenta que existe un lugar, mas allá de la mente, en donde muchas mas cosas son posibles, donde los límites se extienden, y es posible conseguir una calidad de vida y relaciones maravilloso. Comenzar a despertar espiritualmente es justamente salir del drama de la mente y conectarnos con ese  mundo invisible donde existe la paz, el amor, la felicidad, la abundancia.

No es una utopía. Tampoco es un lugar de llegada. En un estado interno en el que puedo vivir y disfrutar, celebrando la vida que se me ha regalado.
Trasciendo la polaridad (yo-otro) y con ella la agitación del deseo. El ser no desea nada. Solo es.

lunes, 11 de marzo de 2013

La autoestima y el ego

Reflexiones desde la mirada de la Psicología Espiritual

 Los seres humanos vamos construyendo desde nuestros primeros años de vida, el ego, esa imagen que el otro nos devuelve a partir de su  mirada,  el reflejo de lo que el otro piensa de mí, lo que le parece que soy, cómo soy etc. Se ve claramente que es solo ficción, pues está armado en el marco de esa relación especular. Yo y el otro quedamos confundidos, y la tarea de toda la vida, será ir diferenciando lo que es mio y lo que no me pertenece y es solo proyección de quien tengo enfrente.
La mirada de los padres, y luego del  resto del entorno, tiene un papel fundamental en el juego de las identificaciones.
Con este mecanismo, se va construyendo la máscara mas grande que comienza a ocultar quien es cada quien realmente, y desde ese disfraz , los actores representan un papel en el escenario de ficción de la vida en esta dimensión material. Eso es el ego. Necesario para vivir en este plano, pero falso y puro espejismo si deseamos conectarnos con el del espíritu.

En la otra vereda...

Y del otro lado del ego, de ese yo falso, se encuentra el Yo Verdadero, aquello que nos conecta con la esencia de nuestro Ser, lo verdadero y fundamental, de donde venimos y a donde tenemos que retornar, realizando el trabajo de recordar quienes somos realmente.

Cuando vibro en la frecuencia de mi alma, nace el sentimiento del amor por quien soy en esencia, un hijo de la Luz positiva, y es entonces cuando la estima por mi mismo puede crecer, en proporción directa a mi conexión con la humildad mas profunda. 
Entonces, ya no estoy puesto como reflejo de una ficción, no estoy conectado con el ego ( que siempre se encuentra en la frecuencia de la competencia, la fragmentación, la proyeccción), sino con la dimensión de la integración, la libertad mas profunda, la autenticidad del ser, y  la responsabilidad.

Cuál es el trabajo?

Desde la escucha profunda de la Psicología Espiritual, la tarea fundamental  consiste en  la reconexión de cada ser humano con su parte espiritual, que logre recordar quien es y de donde viene.
Y especialmente que pueda darse cuenta que su ego es solo artificio y pálido reflejo de su Yo profundo y Verdadero.
Por supuesto que estos pasos serán dados naturalmente, y tendrán que ver exclusivamente con el momento evolutivo en que cada quien se encuentre, con su estado de conciencia en un momento determinado. 
Con la elevación de esa conciencia, el reconocimiento de la diferencia se dará por añadidura. Todo cae por su propio peso.

Ahí está la diferencia

Cuando una persona ya tiene cierto recorrido de trabajo en su interior, tanto emocional como espiritual, es muy sencillo que pueda advertir la diferencia entre el ego y la autoestima sana- que permite el crecimiento en armonía en todos los planos-.
Su captación le permite optimizar los recursos internos que posee, y que potencian sus oportunidades de expansión y crecimiento interno y externo. 
Son personas pacíficas, que confían en la Planificación Divina, confiadas y optimistas, que buscan compartir, sabiendo que hay de todo y para todos, que el Universo es prosperidad y que siempre nos provee de lo necesario y mas.

Las personas que - por el contrario- todavía están en un nivel de conciencia que les permite captar solo la vida en el plano de la materia, son las que más sufren, se desgarran en dramas de ficción, pues carecen de un marco de referencia mas amplio y profundo. Temen caer y no tener red, pues en general no poseen fe en el mundo espiritual y las energías que se mueven entre bambalinas.
Es allí donde el trabajo- con las herramientas cuánticas de la Psicología Espiritual- tiene que comenzar a operar, para posibilitar el salto cuántico de conciencia.
Pues todos necesitamos evolucionar. Sin excepción. Es un mandato cósmico.


Por eso, mi trabajo profesional  tiene como objetivo la integración armónica de ambas partes. Por que eso somos, cielo y tierra, espíritu y materia. Y a esta encarnación vinimos todos a aprender cómo integrarlos.
La integración genera armonía y belleza  y ésta es el reflejo del mundo elevado, colmado de amor y de paz.